La comunicación en nuestros días

“Hacer partícipe a otro de lo que uno tiene”. Esta es la primera definición que aparece, si uno busca la palabra comunicar, en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. A priori, parece un axioma simple y de ir por casa, pero no por ello, deja de esconder una gran verdad, sobretodo en nuestros tiempos.

Hoy en día, tan importante resulta fabricar un buen producto, o tener una excelente idea, como saber venderla. En un mundo interconectado, en el que hay redes sociales que alcanzan los mil millones de usuarios, parece un atrevimiento no preocuparse de comunicar las bondades o ventajas del artículo o servicio que ofreces. Es un hecho muy extendido, sobretodo en nuestro territorio, afrontar los tiempos difíciles con recortes en plantillas y costes. La bajada del precio de los productos parece ser la única solución que encuentran algunos de nuestros empresarios a la hora de afrontar la crisis. Estas medidas no hacen otra cosa que reducir la calidad de la producción y dejar la Marca España en lo que se conoce como “commodity”.

Analizar las características de tu bien de consumo, encontrar qué propiedad lo hace diferente y comunicarlo al mundo. Ésta es la realidad a la que tarde o temprano deberá hacer frente nuestro mercado y, cuanto más tardemos en darnos cuenta, más tiempo habremos perdido, de esto saben bastante en el mundo anglosajón. Existen infinidad de casos que corroboran que, este tipo de decisiones, a la larga, da resultados. Sólo hay que atreverse a dar el paso.  Sin miedo. Comuniquemos

 

comunicar

Etiquetado con: , , , , , ,
Publicado en: Comunicacion, Empresa
0 comentarios sobre “La comunicación en nuestros días
2 Pings/Trackbacks para "La comunicación en nuestros días"
  1. […] Uno de los muchos beneficios que ha reportado la Comunicación 2.0 al mundo actual ha sido el de la interactuación entre empresas y consumidores. Éstos últimos, son los ahora conocidos como “prosumidores”. El antiguo cliente ha pasado a ser un prescriptor social potencial, capaz de recomendarte si le gusta lo que haces, o de castigarte duramente, en el caso contrario. Por eso, con las diferentes herramientas que nos aporta este nuevo escenario, como la analítica web, redes sociales y posicionamiento, podemos averiguar cómo somos percibidos por nuestro público: qué hacemos bien, qué hacemos mal y dónde fallamos. Esta circunstancia implica que, si una empresa comete un error, lo puede pagar caro, porque será reprobada por la red. Esto, que puede ser considerado por algunos como un problema, en realidad es una gran oportunidad para las compañías, que pueden aprovechar estas sinergias para mejorar la calidad de sus bienes o servicios, afinar la puntería de lo que ofrecen y saber comunicarlo. […]

  2. […] que es conveniente pedir ayuda. Una vez has superado la prueba de la segunda opinión, ahora sí, comunícalo al mundo. El que lo hagas mejor o peor, eso ya es “harina de otro […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Jorge Baixauli (jorgebaixauli.com)


Móvil: 676078916
Correo electrónico: jbaixauli.jb@gmail.com
 http://es.linkedin.com/in/jorgebaixauli
 
Averigua a quién conocemos en común ¿Quieres una firma como esta?