Asóciate y multiplica tu potencial

Dos cabezas piensan mejor que una, cuatro ojos ven más que dos o la unión hace la fuerza. Todas éstas son frases elevadas a dichos populares almacenados en el inconsciente colectivo de una sociedad. Las hemos oído muchas veces a lo largo de nuestra vida, pero, seguramente nunca nos habíamos planteado la posibilidad de aplicarlas a nuestra realidad. Es ahora, en estos tiempos que corren, cuando nos damos cuenta de que eso, asociarse, puede ser una opción muy interesante.

Afinidad por conocimientos y profesión; misma situación laboral, necesidades económicas y mala situación del mercado específico. Son varios los motivos que pueden llevar a dos personas a asociarse y, muchas las ventajas que esta solución entraña. A la ya mencionada de sumar en conocimientos, cabe añadir las de compartir gastos: un local, una apertura, una obra, mobiliario, impuestos,… Todos estas inversiones son mucho más fáciles de asumir por dos o más personas que por una. Otra ventaja es la de trabajar para uno mismo, pero esa va más asociada al concepto de emprender.

Imagen

Tipos de personas jurídicas

Son varias las opciones legales que te ofrece nuestro sistema actual: empresas Individuales, como los autónomos, o las colectivas. En este último caso encontramos las civiles, como las comunidades de bienes; aunque las más comunes son las mercantiles (sociedades capitalistas), entre las que se incluyen las sociedades anónimas, las limitadas, las personalistas, colectivas o comanditarias. Y, para concluir hay una tercera vía: las cooperativas.

Según algunos análisis, estas últimas, las cooperativas, han resistido mejor los embates de la crisis. Los soportan, según los datos, con más empaque, que otro tipo de empresas. Estas asociaciones cuentan con algunas ventajas fiscales, pero deben reinvertir parte de sus beneficios en un fondo destinado a la formación y educación de sus socios, y en actividades sociales dirigidas al fomento del cooperativismo. Lo cual puede ser para algunos, un acicate añadido.

En cualquier caso, si necesitas un estímulo para emprender, mira a tu alrededor, habla con tus colegas de profesión y asóciate. No vas a encontrar a nadie con las mismas inquietudes y conocimientos que tú en otro lado. Recuerda que el todo es mayor que la suma de las partes.

Imagen

Etiquetado con: , , , , , ,
Publicado en: Empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Jorge Baixauli (jorgebaixauli.com)


Móvil: 676078916
Correo electrónico: jbaixauli.jb@gmail.com
 http://es.linkedin.com/in/jorgebaixauli
 
Averigua a quién conocemos en común ¿Quieres una firma como esta?